octubre 03, 2012

Inteligencia Emocional





Nuestro cerebro es considerado el centro controlador de todas nuestras emociones, en el se desarrollan los procesos de aceptación o rechazo (alegría/tristeza), de allí que nuestros pensamientos sean el canal de transito para nuestra inteligencia y la forma como enfrentamos cada uno de los acontecimientos diarios.

En los últimos años se ha puesto de moda utilizar este antiguo método o practica para utilizar o aprender a desarrollar el almacenaje y la interrelación entre nuestros pensamientos, los recuerdos, la información que manejamos o recibimos y la forma como la transmitimos a quienes nos rodean.

Recientemente me toco asistir a un taller de Inteligencia Emocional donde compartí con representantes de varias empresas incluso con distintos niveles de responsabilidad y desde mi punto de vista como prestador de servicio o "negociador", todos deberíamos conocer y controlar cada una de las diferentes fases por las que debemos pasar antes de poder definir un sentimiento, las cuales según muchos psicólogos, y algunos textos de consulta las definen de las siguientes maneras:


Recepción: es cualquier cosa que incorporemos por nuestros sentidos

Retención: es la capacidad para almacenar toda la información que almacenamos, corresponde a la memoria que incluye la retentiva y los recuerdos.

Análisis: es el procesamiento que le damos a la información que manejamos

Emisión: es la forma de comunicación entre cada una de la ideas que almacenamos en la memoria, los recuerdos y las emociones

Control: función requerida para cada una de las actividades mentales y físicas identificadas.


En los tiempos acelerados en los que vivimos hoy en día, las emociones son los únicos componentes del ser humano, que realmente nos permiten sentir que estamos vivos

Todo este proceso aunque parezca complicado es verdaderamente sencillo cuando se tiene el interés de alcanzar o lograr una verdadera madurez emocional y enfocarse en el principio básico de este tema definido de forma muy simple, por el famoso psicólogo estadounidense Daniel Goleman, en su libro Emotional Intelligence, como la “capacidad para reconocer sentimientos y emociones en uno mismo y en las otras personas”.



Es así como surgen o salen a relucir planteamientos y ejercicios que nos permiten recordar de forma rápida y sencilla el adecuado comportamiento y forma de enfrentar estas emociones.


Saludable: cuida tu salud, ejercítate cuando puedas y aliméntate adecuadamente.

Sereno: Procura ser firme cuando sea necesario, evita la ira y aprende a controlarte aplicando métodos de auto relajación.

Sencillo: Lleva tus relaciones personales y profesionales, con humildad y simplicidad, dale justo valor a lo material, no excedas en apariencias, ni dejes de reconocer los logros de quienes te rodean.

Servicial: Practica el poder de la retribución y aplícalo dentro del ambiente de tu familia en el trabajo, con propios y extraños.

Sincero: Di la verdad en tu conversaciones, pero sin ofender ni maltratar a quien te escucha, practica la honestidad solamente como un punto de vista para expresarte de manera respetuosa y utilizando la consideración.

Simpático: Evita el cinismo, el sarcasmo o la burla, se amable, diáfano y educado en tu conversaciones.

Sinérgico: Crea climas adecuados para generar interacción y participación de quienes te rodean, formando equipos de trabajo, sin individualizar ni crear piezas únicas, considera que todos son importantes.

Cada una de estas variables conocidas como el principio de las 7´S. Te permitirán ver que la inteligencia emocional no es medible, pero si podemos desarrollarla y mejorar equipos de trabajo o comunidades más efectivas, desde nuestra salud, física, mental o espiritual.

Por algo es tan cierto aquel viejo pensamiento que dice:


Si no eres apasionado por lo que haces, solamente tienes un trabajo !


Hugo Santos, se define como un publicista dedicado a la hotelería, actualmente escribiendo para su blog acerca de la industria hotelera, el marketing, y el manejo de las redes sociales. Permanentemente activo y enfrentando a diario el contacto con los clientes, como su principal fuente de inspiración, mientras logra publicar su próximo libro "Ensayo de Marketing Turístico en 70 pag.´s"
Este articulo y cualquier otro publicado en mi blog puede ser reproducido y utilizado como referencia, siempre y cuando se mencione la fuente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario