marzo 05, 2012

El Éxito, como premio a la constancia

Buscando algún artículo relacionado con el éxito y la proyección de las metas cada vez mas exigentes que enfrenta el ser humano, a diario, encontré una fabulosa historia publicada por mi compañero Jackttoy Rojas Loyo, en su página "Pensar en Grande"


¿Tuvo alguna vez la idea de que pudo acelerar su éxito, pero no tomó ventaja de ello porque quiso evitar el rechazo? He aquí un ejemplo.

Había un hombre que vivía cada día con un sueño que lo consumía, El quería ser actor. Todo lo que necesitaba era un papel que pudiera interpretar. Su sueño, lo llevó a crear su propio personaje. Elaboró su propio libreto y comenzó a buscar quién pudiera hacer la producción. Visitó a muchos agentes y estudios; hizo lo que pudo, pero a pesar de esto no logró nada. Fue rechazado miles de veces. Aun si se hubiera rendido, mucha gente lo habría considerado un hombre con coraje, porque continuó hacia delante a pesar de los rechazos. Pero no es aquí donde termina la historia.

Finalmente, a alguien le gustó el libreto. El momento no ha podido ser mejor ya que estaba quebrado. Aun, porque su sueño de ser actor era tan grande, rechazó la oferta de $100.000 dólares que le hicieron por su libreto, ya que el productor quería que alguien más interpretara su papel. Sin embargo el continuó buscando hasta que encontró exactamente lo que buscaba; fue la estrella de la película que escribió y ganó un Oscar por su actuación. Después de esto hizo cuatro películas más. Por haberse aferrado a su sueño y haber rechazado la oferta inicial por $100.000 dólares, recibe ahora varios millones de dólares por cada película.

¿Que hubiera pasado si Silvester Stallone hubiera evitado el rechazo? Nadie hubiera sabido nunca acerca de "ROCKY".

Esto es extraído del Libro "Recháceme ¡Lo Adoro!" de John Fuhrman.

Al escrito también me pregunto ¿Donde estaría Stallone si hubiese aceptado los 100.000 dólares?


Hugo J. Santos Caldera


twitter: @zorbash