noviembre 09, 2012

Consejos para viajar

Preparándonos para largos viajes

Con el paso del tiempo luego de tantos viajes realizados por negocios o placer, siempre me encuentro algunas revistas o libros donde hacen algunas recomendaciones para esos largos viajes y la comodidad o beneficios que podemos aportarle a nuestra salud si tomamos en cuenta algunas recomendaciones, bien sea que hagamos el viaje en nuestro propio automóvil, en avión, barco o incluso autobús, donde deberíamos considerar algunos aspectos importantes, más allá del precio, que tanto nos alarma y el destino, que es nuestra primera motivación para salir de casa, con maleta en mano.

Luego de haberse puesto de acuerdo en la casa, con relación al destino donde pasaremos nuestras próximas vacaciones, vienen las consideraciones del viaje, como el precio, la cantidad de días, en cual hotel pasaremos las noches, el clima que enfrentaremos y un sinfín de etcéteras, pero que pasa con nuestra salud y cuanta comodidad podemos ofrecerle a nuestro cuerpo, durante los llamados días de “descanso”.

Veamos algunas recomendaciones para cualquiera de los medios por donde decidamos realizar nuestro viaje:




Viajando por avión (el más rápido, cómodo y deseado)


Aunque este medio en su mayoría resulta el más costoso, siempre tiene una mayor preferencia, sobre todo en países como el nuestro donde no contamos con trenes para desplazarnos de un país a otro, En nuestro caso tanto para vuelos nacionales (solo 1 hora) como para los vuelos internacionales, pocas veces contamos con un mapa del avión, pero para todos es bien sabido que los puestos con más espacio y menos movimiento son los delanteros y aquellos que están ubicados en las salidas de emergencia.
También es importante considerar las condiciones físicas y el interés de algunas personas, como la frecuencia para levantarse al baño, los cuales no podrán escoger la ventanilla, para evitar molestar a quienes compartan fila de asientos, contrario a las personas muy altas, que deberían pedir pasillo para poder estirar con regularidad las piernas, durante el vuelo.




Si viajáramos en autobús


Hoy en día, aunque las carreteras están en pésimas condiciones, la mayoría de los autobuses ofrecen servicio de BusCama y asientos muy parecidos al que tienen los aviones, siendo también recomendados por su comodidad y mayor estabilidad los ubicados en la parte delantera, siendo los peores aquellos que están en la última fila, ya que sus asientos no pueden reclinarse y por lo general, se concentra más frecuentemente el calor de las unidades ya que los motores están ubicados en la parte trasera. Para este tipo de trasporte es más frecuente las horas nocturnas por lo que se recomienda comer ligero y tomar mucho líquido para evitar la deshidratación. En la mayoría de estos viajes es recomendable viajar abrigados por que la temperatura siempre es bastante fría y unos audífonos nunca estarán de más, en caso de que no pasen alguna película durante el viaje.




Cuando el viaje es por barco (ferry o crucero)


En este caso además de las horas previas al puerto de partida, tendremos que tomar en cuenta las horas de espera para subir al barco en donde la única preocupación si hablamos de un crucero será marearse, porque de resto comenzaran un verdadero viaje de placer, hasta el día de su regreso, pero si hablamos de un viaje en ferry corto (navegación nacional) cualquiera sea el país, la atención nunca es lo suficientemente buena y los retrasos son generalizados. En ambos casos la mejor ubicación es al centro de la embarcación y en la zona más alta, para evitar sentir los movimientos del barco que producen la desagradable sensación de mareo, aunque todos tengan servicio de comida y despacho de bebidas alcohólicas, siempre se recomienda que las comidas sean ligeras y el consumo de alcohol, el necesario para mantenerse a bordo.


En todos los casos Audiolibros, Sudokus, MP3, Juegos electrónicos, Naipes (UNO), y hasta una buena laptop con WiFi, serán muy buenos compañeros de viajes.


...Luego de estas recomendaciones solo me resta desearles, un feliz viaje y cuiden cualquier lugar que visiten, para que otros también puedan disfrutarlo.