agosto 25, 2014

Turismo Colaborativo, moda o necesidad ?


Para nadie es un secreto en el mundo, que cada vez es más larga la lista de ciudadanos que no se pueden permitir ir de vacaciones al menos una semana al año, este comentario es avalado por las estadísticas mundiales, donde cada vez se refleja una importante disminución en el comportamiento de las ventas para los boletos aéreos y las reservas de hoteles, las cuales puedo decir con propiedad, que han disminuido considerablemente, Sin embargo, la necesidad de viajar agudiza el ingenio, y la tecnología ofrecida por el internet y las redes sociales están haciendo el resto.

Hoy en día son muchos los grupos de emprendedores que apostando al éxito, a la continuidad de sus ingresos, y el deseo de continuar viajando, han desarrollado innumerables alternativas donde se crean múltiples opciones para usuarios y viajeros frecuentes.

Sin ánimos de profundizar en el tema, esta realidad económica que afecta a todo el mundo por igual, no es diferente en Venezuela, donde existe una política de control cambiario administrada por CADIVI (hace más de 10 años), desde el 05 de febrero del año 2003. lo cual ha dejado a los venezolanos en una precaria situación a la hora de viajar.

Es por esto que luego de haber evaluado el complejo escenario mundial, por lo menos a nivel de inversión para viajes y vacaciones, pude descubrir las diferentes iniciativas que han surgido para la puesta en práctica del “Turismo Colaborativo” como una especie de rutina habitual a la hora de viajar, las cuales comparto con quienes eventualmente disfrutan estas lineas que siempre dedico al turismo y al mercadeo. 


Según los expertos la base de la economía colaborativa (y el consumo colaborativo) no es otra cosa que "compartir en lugar de poseer". Y en algún punto esta afirmación es completamente cierta. Tanto así que ya el consumo colaborativo, de la mano de la nueva tecnología, están cambiando el mundo.




Esta experiencia de turismo colaborativo puede arrancar en Wikitravel (una Wikipedia específica elaborada con aportes de y para los viajeros), que ya induce a olvidar en un rincón las viejas guías. También se puede mencionar las distintas aplicaciones como WeSwap, que permiten cambiar divisas entre particulares, y sale más barato que en el banco o en el aeropuerto.

Estas y muchas otras herramientas, sumadas a otro importante centenar de iniciativas particulares, actualmente tienen a la industria turística convencional con la respiración contenida, debido a la gran velocidad a la que crece esta nueva práctica, visto para el sector como otra fuerte amenaza para sus ingresos, ya que analizando el caso en profundidad, luego de conversar con varios colegas prestadores de servicio, el problema es que cada vez más gente se está sumando a este tipo de turismo, por lo que se genera una economía sumergida y las empresas que gestionan las páginas web no están sometidas a las mismas normas. Como un ejemplo de esto, puedo mencionar que ahora practicante cualquiera puede vender un boleto aéreo, compartir o intercambiar su lugar de residencia, su vehículo, o incluso hasta su puesto de trabajo.

Visto el tema podemos decir con seguridad que el turismo en tiempo de crisis, definitivamente está cambiando inspirándose en viejas ideas para evolucionar en un tiempo en el que no todo el mundo dispone de los recursos económicos para ir de viaje pero sí de mucha  imaginación. y en este tema los venezolanos, si algo hemos tenido y demostrado en el tiempo, es que sabemos llevar al limite nuestra imaginación.

No obstante, por ahora la solución no está en manos de quienes nos dedicamos a prestar servicio de forma tradicional, llámese, hoteles, agencias de viajes, alquiler de vehículos, ya que de momento nos toca esperar a ver lo que sucede con el turismo colaborativo y quién sabe, tal vez podamos ver la creación de una nueva forma de turismo que sea el resultado de la fusión, o la simbiosis, entre el turismo tradicional y el colaborativo.

Como verán, todo esta información nos lleva al limite a la hora de planificar un viaje o tomar una decisión entre el mercado tradicional y las nuevas tendencias.


Es por esto que con toda la información recopilada y entre tantas otras experiencias de viajes compartidas, quise darme un paseo por las redes sociales para recoger algunas impresiones o practicas mas comunes, antes de compartirlas con ustedes, donde como ya he dicho, los viajeros podrán intercambiar bienes o servicios, encontrar lo que necesiten, lo que quieran proponer o incluso donde puedan recibir ofertas,


.- Recorrer el mundo compartiendo un auto
.- Descubrir una ciudad paseando en bicicleta
.- Rentar un auto a gente local
.- Comparte el apartamento con sus propietarios o entre varios
.- Cuidar o intercambiar casas durante las vacaciones 
.- Intercambia tu trabajo por alojamiento y comida
.- Trabajar freelance, mientras viajas
.- Aprender o dar clases de idiomas

...muchas otras donde la imaginación es el limite


Hugo Santos, se define como un publicista dedicado a la hotelería, actualmente escribiendo para su blog acerca de la industria hotelera, el marketing, y el manejo de las redes sociales. Permanentemente activo y enfrentando a diario el contacto con los clientes, como su principal fuente de inspiración, mientras logra publicar su próximo libro "Ensayo de Marketing Turístico en 70 pag.´s"

Este articulo y cualquier otro publicado en mi blog puede ser reproducido y utilizado como referencia, siempre y cuando se mencione la fuente.