junio 07, 2013

Buenas prácticas en Atención al Cliente

En mi vida profesional siempre he comentado y repetido esta vieja y muy conocida frase de Confusio (479 a.C), que dice: 

"elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día en tu vida entera"  


Al mencionar esta frase, entiendo que luego de haber dedicado tantos años al área del Mercadeo y las Ventas (Comercialización) y combinar esta fascinante carrera con la Hotelería y el Turismo, una profesión muy exigente en cuanto al trato con el público y la esmerada atención que se ofrece a los clientes, mi trayectoria profesional siempre ha estado volcada en prestar y brindar el mejor servicio posible, aunque esta vocación me ponga siempre en la difícil tarea de jurado, al momento de ser yo quien reciba el servicio.





Por estas razones, me permito mencionar y compartir con ustedes los aspectos mas relevantes que debería cumplir o poner en práctica, cualquier vendedor que quiera o pretenda tener éxito, con sus CLIENTES.


PROFESIONALIDAD: Asegúrese de conocer muy bien su producto antes de ofrecerlo, prepararse para recibir o atender a un cliente va mucho más allá de estar en un mostrador o caminar con un maletín de puerta en puerta, el vendedor o representante de cualquier empresa o negocio, debe aprender a tratar a su cliente como el mismo quisiera ser tratado, por encima de una comisión o beneficio económico, debe entender y disfrutar la satisfacción de superar y exceder, las expectativas de su cliente.

EL SALUDO: Al recibir a su cliente salúdelo inmediatamente con entusiasmo, dirigiendo su mirada hacia él.

PRONTA ATENCIÓN: Abandone cualquier tarea que esté realizando para mirarlo a los ojos y en caso de no poder atenderlo en ese instante, hágale saber que ya notó su presencia pero necesita tiempo para atenderlo.

AMABILIDAD: Mantenga en todo momento una actitud cordial y amable, para que su cliente sienta la confianza de ser tratado por un profesional.

ESCUCHE ATENTAMENTE: Cualquier norma del buen oyente dice que primero hay que dejar hablar a su interlocutor, aproveche ese momento para observar, prestar atención de cada detalle y sea muy cuidadoso de respetar los turnos para conversar, sin interrumpirlo. Así podrá saber exactamente lo que su cliente está buscando o necesita.

COMUNICACIÓN: Utilice siempre palabras sencillas, pero no pierda la educación y la postura, recuerde que su cuerpo refleja mucho del lenguaje y la actitud que quiere mostrarle a su cliente.

EMPATIA: Asegúrese de mostrar en todo momento empatía con la conversación, póngase en lugar de su cliente y muéstrele su disposición para conocer, atender y solucionarle sus requerimientos.

ENTUSIASMO: La primera meta de un vendedor es confiar y creer en la marca que representa, asegúrate siempre de transmitirle a tu cliente esa emoción que sentirá al momento de comprar o adquirir tu producto.
Luego de cerrar la venta, asegúrate de que puedas visitarlo o llamarlo nuevamente para hacerle saber cualquier novedad o recomendación del producto que acaba de comprar o simplemente para asegurarte que ha quedado satisfecho con su decisión, y quizás puedas ofrecerles productos complementarios.

El vendedor no nace, se hace !


Hugo Santos, se define como un publicista dedicado a la hotelería, actualmente escribiendo para su blog acerca de la industria hotelera, el marketing, y el manejo de las redes sociales. Permanentemente activo y enfrentando a diario el contacto con los clientes, como su principal fuente de inspiración, mientras logra publicar su próximo libro "Ensayo de Marketing Turístico en 70 pag.´s"

Este articulo y cualquier otro publicado en mi blog puede ser reproducido y utilizado como referencia, siempre y cuando se mencione la fuente.