febrero 17, 2013

Hablando de Liderazgo, como y cuando ejercerlo



El liderazgo consiste en tener una fe inquebrantable en tu punto de vista y una confianza absoluta  en tu poder para generar cambios positivos.



Recientemente leí un excelente libro, sobre el liderazgo de las personas y como podían ejercer el mismo sin que ello implicara una mayor responsabilidad de la que ya tuviéramos, incluso sin haber alcanzado una gran posición o jerarquía dentro de una organización, este capítulo en particular hacía referencia a los poderes naturales de las personas y mencionaban 4 Poderes Naturales, de todo ser humano y esa condición de líder que nunca perderemos, aunque pasemos por diferentes jerarquías:

Poder Natural 1: Todos nosotros tenemos el poder de ir cada día al trabajo y dar lo mejor de nosotros mismos. Y para eso no hace falta tener un cargo.

Poder Natural 2: Nosotros tenemos el poder de inspirar, influir y ensalzar a todas las personas con las que nos encontremos mediante el don del buen ejemplo. Y para esto tampoco nos hace falta tener un cargo.

Poder Natural 3: Todos nosotros podemos usar nuestro sentido común, para crear cambios positivos ante situaciones negativas, y para eso tampoco hace falta tener un cargo.

Poder Natural 4: Todos los que conocemos la verdad sobre el liderazgo, podemos tratar a los demás miembros y colaboradores de la organización con respeto, aprecio y bondad y, al hacerlo, estamos elevando la cultura de la organización, y para eso tampoco necesitamos tener un cargo.

La mención de estos cuatro poderes claramente me llevó a pensar en la realidad de muchos países, particularmente el nuestro, donde se viven tantas turbulencias económicas y sociales que afectan la estabilidad social y laboral de muchos profesionales que han perdido su cargo o la posición que tenían dentro de alguna empresa o compañía nacionalizada, pero jamás han podido arrebatarle el poder natural del liderazgo. Algo que muchos han dejado adormecer, pero pase lo que pase, jamás podrán arrebatarnos porque es un poder autentico que no depende de condiciones externas. Así que sea cual sea tu posición en la empresa y sea cual sea tu edad o el lugar de residencia en el mundo tú tienes el poder de ejercer el liderazgo, y eso no podrá negártelo nada ni nadie.

Cuando hablo de liderazgo y escribo acerca de cómo se puede ejercer con cualquier edad y en cualquier lugar, entiendo claramente porque y como puede ser ejercido.

En mi caso particular, durante mi juventud había escogido la carrera de las armas como formación profesional, y a muy temprana edad entendí claramente lo que significa “el poder del cargo”, porque allí era fundamental que alguien nos guiara, inculcara la disciplina  y nos diera ordenes que sirvieran para mantenernos protegidos y uniformemente disciplinados para atender una contingencia o maniobra, que después sirviera para salvarnos la vida, proteger un compañero o defender la patria. Por eso dentro del Ejército, es importantísimo que existan cargos y jerarquías para mantener el orden y la estructura.

Años más tarde y luego de haber superado muchas otras metas en mi camino, encontré la pasión de la Hotelería, área  donde trabajo actualmente, un lugar completamente distinto al ejército pero, donde se busca la satisfacción al cliente con muchísima disciplina en los procesos, el cuidado de los detalles y el liderazgo ejercido por cada uno de los miembros que aquí trabajan para hacer cada día mejor su tarea asignada, dentro y fuera de su trabajo.

La única manera de hacer un trabajo genial, 
es amar verdaderamente lo que haces

Por eso les hago esta pregunta

¿…se dan cuenta de que usando estos cuatros poderes naturales y mediante tu ejemplo de liderazgo  personal inspiras a diez personas cada día para que den lo mejor de sí mismas, cuatro semanas después habrás influido y elevado las vidas de casi trescientas personas?

Como verán es algo fantástico y cualquiera puede ser líder, con sólo dar el ejemplo y haciendo cada día mejor su trabajo, comprometido con la responsabilidad que tiene y asegurándose de cumplir la tarea asignada de una forma impecable.

El liderazgo no solamente es la ventaja competitiva más poderosa para una compañía, es también la herramienta fundamental de nuestra época, para construir el mundo que queremos. Por lo tanto aquel que quiera convertirse en líder, debe aprender a dejar las excusas a un lado.

Recuerda lo que decía Albert Einsteín: “Los grandes espíritus siempre han encontrado una violenta oposición en las mentes mediocres”. Haz tu trabajo tan bien como humanamente puedas. El resto vendrá por sí mismo.


Apoyado en textos del libro:
Líderes sin Cargo
Robin Sharma


Hugo Santos, se define como un publicista dedicado a la hotelería, actualmente escribiendo para su blog acerca de la industria hotelera, el marketing, y el manejo de las redes sociales. Permanentemente activo y enfrentando a diario el contacto con los clientes, como su principal fuente de inspiración, mientras logra publicar su próximo libro "Ensayo de Marketing Turístico en 70 pag.´s"

Este articulo y cualquier otro publicado en mi blog puede ser reproducido y utilizado como referencia, siempre y cuando se mencione la fuente.