julio 04, 2012

¿ Cual es la diferencia entre el que triunfa o fracasa en la vida ?



Sabias que el cerebro humano solamente pesa un kilo y medio y posee apenas 100.000 millones de neuronas. Este maravilloso órgano archiva y procesa la información que nos permite ser mejores, triunfar en la vida o por el contrario fracasar y frustrarnos.



La anterior información aunque pareciera simple, la encontré recientemente en un viejo libro de algún curso que realice en el pasado y como es costumbre, la quise compartir con todos ustedes pensando siempre en ese pequeño aporte que podemos dejarle a las nuevas generaciones y todos aquellos seres emprendedores que despertamos a diario, enfrentando retos y pensando como hacer realidad nuestros sueños. 
  
Hace un par de años atrás, durante un congreso medico un periodista estaba entrevistando a un muy reconocido neurocirujano y le preguntaba acerca de la importancia de los sueños y este le respondió: En más de 300 cirugías de cerebro a cielo abierto que he realizado, nunca he visto un sueño. Los sueños son la parte intangible de los deseos. Lo más profundo del ser humano, pero sin duda es la esencia de nuestras más caras aspiraciones y finalmente en lo que nos convertiremos.

Cada una de las neuronas, guarda información de nuestro pasado, presente y de alguna manera programan el futuro. Podrían cambiar tu destino y construir un mejor porvenir, con tanta información guardada. Poseen la realidad de tu futuro. Te permiten hacer realidad todo aquello que tu piensas que eres y lo convertirán en realidad el día de mañana.

Son los archivos invisibles con que alimentamos la mente y el espíritu, y nada mas importante que la fe para esta importante dieta, que nos permita hacer realidad nuestras aspiraciones. Como parte intangible de lo que seremos.


...Si queremos triunfar, tenemos que soñar


Para que existiera la luz alguien tuvo que soñar con atrapar el sol, para sacarlo por las noches, esta persona fue Tomás Edison. Su biografía cuenta que a Tomás, lo corrieron de la escuela por idiota. Cuando le preguntaron a su madre por que no iba a la escuela, la madre le contestó “por que sabe lo suficiente”. Hoy en dia diríamos que esa es la actitud, pero en realidad solo ellos sabían que ya el estaba en busca de un sueño y desde entonces lo estaba logrando, con su constancia.

La mejor formula para que nuestros hijos desarrollen su talento es creer en ellos y en sus sueños. De esta manera lo estaremos dando las mejores herramientas para desarrollar su fortaleza y permitir que ellos lo crean.

No dejes de soñar, pero tampoco de actuar. En la lucha por tus ideales, siempre existirá una meta que alcanzar, algo que mejorar, algo que inventar y saber que TU PUEDES. Los sueños se construyen con amor; siempre les digo a mis alumnos que lo que se hace con placer despierta amor y con el todo es posible.

Sueña que serás campeón. Aférrate a esa meta. Amala con toda la fuerza y el día llegará antes de lo que te imaginas, por que tú alma como motor de voluntades, te hará fácil y corta la tarea, aunque para lograrla hayas dado mas de lo que vale.


“La vida es un sueño, hazlo realidad”