enero 07, 2012

Marketing Turistico

Cuando se dice Marketing Turístico inmediatamente se piensa en las herramientas que utilizamos para lograr atraer turistas* o clientes aficionados al turismo y personas interesadas en disfrutar, conocer lugares de interés y empresas que se dedican a brindar estadía, diversión, alimentación, paseos, viajes y muchas otras actividades relacionadas, pero no por eso debemos descartar o dejar de lado la primera tarea del marketing, el ABC de nuestra profesión como vendedores y prestadores de servicio “la satisfacción inmediata de nuestros clientes y potenciales clientes”.

Esto nos hace volver a los orígenes del marketing, quizás a la época en donde el hombre intercambiaba aquello que le sobraba por lo otro que necesitaba o le hacía falta. Los inicios del intercambio en si.

La importancia de este tema es tener en cuenta que cuando hablamos de marketing turístico aplicado a la empresa, abrimos un abanico de opciones tan grande, como queramos ver. Y ese, debe ser el puntapié para comenzar con pequeñas acciones simples pero concretas de marketing. El problema es quizás que la palabra marketing nos ha quedado muy grande, y sus aplicaciones pueden ser tan variadas que a veces terminamos escuchando y con razón que hoy en día todo es marketing, lo cual no es totalmente falso, PERO HAY QUE SABERLO APLICAR, sin desgastarlo, en lo particular como cliente y usuario de muchos otros servicios a veces pienso que el marketing ha quedado como la excusa para enmarcar o justificar la presencia de todo cuanto queremos dar a conocer, incluso en exceso o muchas veces, sin ningún tipo de fundamento o continuidad, (lo que conocemos como post venta) y en otro artículo hablare de ello, ya que de nada sirven eficientes planes de mercadeo y atractivas y agresivas campañas publicitarias si cuando el cliente llega al mostrador/counter, no consigue la atención que estaba buscando ni la calidad de servicio que esperaba conseguir a cambio de su dinero. Basta con intentar comunicarse a cualquier número gratuito de atención al cliente para darnos cuenta rápidamente de lo que intento decir o llegar 10 minutos tardes al counter de cualquier línea area, para sentir inmediatamente que ese retraso nos quita la etiqueta de clientes y enseguida somos juzgados y sometidos al mal trato del funcionario o empleado que olvido que el precio de su producto tenia incluido el importante valor de la ATENCION AL CLIENTE.

Entonces, más allá de las grandes campañas de marketing que una empresa pueda implementar, el marketing nuestro de cada día, podría ser un buen tópico a aplicar. Un marketing persona-persona, empleado-cliente, empleado-empleado, jefe-empleado; un marketing responsable y conciente de que su empresa siempre sera recomendada por el cliente bien atendido y criticada duramente por el cliente insatisfecho “el fantasma de cliente mal atendido” otro interesante artículo para mi blog.

Es tiempo entonces de poner todas nuestras energías en las acciones de marketing, un marketing que cuide y se esmere en cada detalle detalles, y que sea multiplicado por cada uno de los miembros de la organización, cualquiera que sea su posición, estas acciones harán que nuestros cliente realmente se sientan satisfechos

*A efectos de Ley, se considera turista a toda persona natural que viaje  fuera del lugar de su residencia, que recorra el país o visite un lugar por interés histórico, artístico, natural, en forma temporal, con fines de esparcimiento y recreación, o que utilice algunos de los servicios prestados por los integrantes del Sistema Turístico Nacional.